Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 20 de marzo de 2010

MI PRIMERA ENTREVISTA

Desde la publicación de su libro “Las alas del sueño”, allá por el mes de diciembre, veníamos advirtiendo a Rosi Serrano que todo Autor FERGUTSON sería entrevistado y sus palabras mostradas al público en nuestra web. Han pasado varios meses y, por fin, hemos encontrado el momento y la manera de atacar a una de las finalistas más fiables de nuestros certámenes y toda una pionera en FERGUTSON: primer Autor FERGUTSON y primer fichaje que hicimos, en un ya lejano septiembre del 2009.
Dos honores que ya nadie le podrá arrebatar y que, de buen seguro se unirán a muchos otros en el futuro, ya que la buena de Rosi amenaza con seguir escribiendo y leyendo con la misma intensidad de estos primeros meses fergutsonianos.
Hola, Rosi. Bueno, primera y lógica pregunta, ¿cómo conociste a FERGUTSON?
Un día recibí un email de su director. Cuando dejé de dar saltos de alegría pude leer lo que me decía a continuación, me invitaba a conocer la página y a participar en su certamen. Y así lo hice, y encantadísima de poder ayudaros.
Antes de que FERGUTSON se pusiera en contacto contigo, ¿dónde escribías?
En una página que se llama tusrelatos.com. Allí escribía asiduamente desde hacía un año. Pensé que nadie o apenas nadie nos leía y me equivoqué... nos leían en las sombras.
¿Cómo recuerdas esos primeros días escribiendo en FERGUTSON?
Uf, ¡de locura! Empecé a escribir con ilusión, con una fuerza de voluntad imparable. Y, ¿sabes? Creo que a escribir se aprende escribiendo y sobre todo leyendo. Por eso siempre animo a todos los compañeros a que lo hagan.
¿Qué diferencia encontraste entre FERGUTSON y las webs donde solías escribir?
Huy, hay mucha diferencia. Sobre todo en darnos la oportunidad de poder publicar. Es algo impensable en gente novata como lo somos nosotros. Sin embargo, tusrelatos.com me dio amigos, ahí conocí a mi querida amiga Gloria Losada. Y me la traje a FERGUTSON. También a Manuel Trigo, que me tenía frita con las comas... siempre pensé que era mi enemigo público número uno, pero me ayudó muchísimo, la verdad.
LOS ORÍGENES
¿Cuánto tiempo llevas compartiendo tus escritos?
Un año. Escribir siempre me ha gustado, pero nunca había encontrado el medio para que nadie me leyese.
¿Y de donde nace esa afición a la literatura?
Desde que era pequeña, mi afición a inventar historias hizo que también me gustase plasmarlas sobre papel. Ya en el colegio mis castigos siempre fueron por contar historias en mitad de las clases.
¿Te acuerdas de alguna de esas primeras historias que escribiste?
Sí, La flor olvidada, un cuento que nunca olvidaré, dedicado a mi abuela Lucía –de ahí mi seudónimo-, hablaba de una flor que cuidaba con mucho mimo mi abuela en una maceta. Un día enfermó y nadie se acordó de aquella flor. Yo era pequeña y entonces entendí lo que significaba la muerte. Ya ves, un olvido tonto como el haber regado la planta hubiese sido diferente.
Algún día lo reescribiré de nuevo. Aún hoy me duele.
¿Cómo creas tus historias? ¿Sueles basarlas en la realidad o salen principalmente de tu imaginación?
Me baso más en mi propia imaginación, pero me gusta que la gente piense que todo lo que cuento me ha pasado, porque eso significa que trasmito. Y eso es lo más importante de un escritor o escritora, que lleguen los sentimientos.
Pero habrá excepciones, como "Arroz con leche y canela", por ejemplo…
Bueno, sí. Ese relato habla de mi hermano, que cayó de un quinto piso. Él cuenta que mientras caía sólo se acordaba de su hija Isabel, que en aquel momento tenía tan solo dos años y se iba a perder el vivir con su padre. Sacó fuerzas de donde no las había y hoy está con nosotros. Fue mi primer premio en FERGUTSON. Además, el día que me trajeron mis primeros libros era el cumpleaños de mi hermano.
¿Qué te dijo cuando vio el relato del peor momento de su vida redactado en un papel?
Mi familia toda lloró. Recordamos ese momento trágico Sin embargo él, con el buen humor que le caracteriza, solo me dijo “ay, lo que hace una para ganarse un cuenco de arroz con leche...”, y entonces yo le dije “y con mucha canela...”
LAS ALAS DEL SUEÑO
¿Qué piensa tu familia de tu libro, “Las alas del sueño”? ¿Lo han leído?
¡Sí! Hasta mi padre, que es negado para leer. Me dice, “esto no ha sido así”... él piensa que todo lo que cuento es verdad. Ahora se ha comprado unas gafas y se ha puesto a leer todos los libros de FERGUTSON (risas). Es más, si alguien lee "El valor de la amistad", ese abuelo gruñón que va al parque es mi padre. Un chupete hace milagros.
¿Y qué opinan de todo esto? Sinceramente, ¿cuántas veces se ha dicho en tu casa en los último meses “¡deja ya de escribir!"?
Mi hijo repite constantemente: “a mami la hemos perdido” (risas). Mi marido es el que más me ayuda, me dice lo que no le gusta, yo pongo morritos… pero luego reconozco que tiene razón. Y mi hija Selene me está ayudando mucho últimamente, será porque quiere ser la nueva heroína de la novela.
A mí me ha dicho un pajarito que tienes una cadena de montaje en casa, con tu hija siendo modelo de portada, con tu marido haciendo obras de arte con las dedicatorias…
(Risas) ¡Y sobre todo me planchan y me pasan el aspirador! Pero es cierto, Juan, mi marido, es delineante, dibuja muy bien y me hace unas dedicatorias muy bonitas en los libros.
¿Cómo fue ese momento en el que te llegó el libro por primera vez?
¡Uf! Tengo el primer libro que toqué guardado en el fondo de un armario. ¡Ese libro es intocable! Ese primero lo tengo a buen recaudo, pero tengo otro en el mejor sitio del salón, ¡para que sea lo primero que vean mis visitas! Pero los miro, me pellizco y los vuelvo a mirar... es un sueño cumplido.
¿Y qué tal van las ventas de “Las alas del sueño”, ¿llegan los beneficios para comprar una moto a la modelo de la portada?
He vendido más de lo que me esperaba, la verdad. Sobre la moto, lo intentaré, pero me temo que en este primer libro repartiré mis beneficios (risas). Como dice mi madre, hay que ser agradecido.
¿Algún relato de “Las alas del sueño” al que tengas un especial cariño?
Hay varios, “Arroz con leche y canela”, por ser un relato que me emocionó, “El discípulo de Judas”, por ser un relato más largo y en el cual pude profundizar más en algunos aspectos,… Pero mi preferido es “Flores para una novia”, que es la historia de una novia abandonada por su novio un mes antes de la boda. Cancelan todo, banquete, viaje de novios, etc... menos el ramo de novia, y ahí empieza una historia preciosa y trágica.
Y no puedo olvidarme de “Las alas del sueño”, que es mi vida. Ahí sí puedo decir que es autobiográfica.
LOS OTROS FERGUTSONIANOS
Cuando los siguientes autores FERGUTSON vayan llegando (que llegarán), ¿cómo crees que se tomarán la publicación del libro, como un premio a los muchos años escribiendo o como el comienzo de una posible segunda profesión?
A mí me llegaste a preguntar si me gustaría ser escritora. Y esa pregunta me la hago cada mañana. Creo que es muy difícil comer de esto, si no se gana un buen premio, pero desde luego, cada vez me lo estoy tomando más en serio. Pero sobre todo quiero disfrutar escribiendo... y viviendo mis aventuras.
Con el libro te ha apoyado muchísima gente, la mayoría de ellos escritores de FERGUTSON. ¿Con qué escritores has entablado una mayor amistad en nuestra web?
A Gloria ya la conocía y somos amigas para siempre sin conocernos todavía personalmente. Ella escribió mi prólogo del libro, precioso y entrañable. También con Lava. La distancia es notoria, pues él está en Canadá, pero la tecnología es parte importante para nosotros, ahora no hay distancias. También están Cristina, Mª Jesús, Marigem. Nos animamos mutuamente.
Un pequeño aprieto. ¿Qué autor de FERGUTSON es el que más te gusta leer?
Uf, difícil pregunta. Por su forma de escribir, Gloria Losada tiene un alto nivel. Pero en cada certamen hay gente nueva que me sorprende. Sue fue una de ellas, me encantaron sus relatos. Los demás como Lava, Lucía Belano, Marigem, Dayes... ¡uf, son tantos! Internautilus, Norkin Gilbert. Nueve minutos, de Norking Gilbert, me encantó.
No quiero dejarme a nadie en el tintero, intento leer a todos. Cada uno tiene su estilo y es lo bueno de leer a todos, se aprende siempre de los compañeros.
EL FUTURO
¿Qué opinión te merece la próxima idea para un certamen de FERGUTSON, el de novela corta por entregas?
Fantástica. Mucha gente tiene más facilidad para escribir historias largas y con eso creo que ayudaréis. Siempre existirá la posibilidad de volver al relato corto, pero quién sabe si de esta idea surge una buena novela.
¿Cómo te encuentras más cómoda, en microrrelatos, en relatos o novela corta?
En relatos o novelas cortas. Soy de mucho hablar (risas). Pero me atreví en los microrrelatos. A nada diré que no.
Ya por último, ¿qué mejorarías de FERGUTSON?
Creo que mejorar, cada día se irá mejorando poco a poco. Todos ayudamos para ello. Siempre nos pedís opiniones y nosotros intentamos ayudar. Creo que nos autodenominamos Familia FERGUTSON.
Todo se consigue pasito a pasito, como diría mi abuela, sin embargo creo que me falta tiempo y me gustaría poder llegar en BMW, por ejemplo.
Ya verás como al final vamos los dos directos a Planeta, Saturno, Júpiter, (risas).
Pero yo no quiero ir a Planeta. No quiero ir a ningún sitio si no soy el jefe. Y dudo que me vayan a hacer director de Planeta.
Pues yo tampoco quiero tener jefe. A partir de ahora me nombro directora de FERGUTSON.
Es el golpe de estado que me venía temiendo desde hace tiempo.

Entrevista: Chule Fernández

2 comentarios:

  1. Rosiiiiii, tú, dicho y hecho. Qué bien que tengas un blog, así también nos comunicamos de blog a blog.
    Está muy salada la entrevista. Felicidades guapa. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes como soy de espontánea,aprendí hacerme un blog y empecé a subir fotos que por cierto todas las que suba serán de mi cosecha, me gusta la fotografía, y como los modelos se dejan, pues nada... Gracias Elena. Pronto nos vemos.

    ResponderEliminar