Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 29 de abril de 2010

ARROZ CON LECHE Y CANELA


"Las reflexiones de quién se precipita al vacío" Un viaje inesperado desde un quinto piso... Con este relato de la caida de mi hermano, gané mi primer premio literario.
***

El cansancio y el sueño se confabularon aquella tarde de viernes con las malditas prisas que preceden siempre al inicio del fin de semana.

Miré hacia arriba y allí estaba mi chaqueta, colgada de uno de los andamios como si de un estandarte al viento se tratase. En ese momento compré mi billete de un viaje que nunca debí iniciar.
Hice caso omiso a las recomendaciones que tanto me habían inculcado: casco protector, barras de protección y arnés homologado. Subí con precaución los primeros peldaños, pero poco a poco la confianza me hizo ser un inconsciente y a sabiendas que la caída desde un quinto piso podía ser mortal de necesidad, me arriesgué más de lo necesario. Así pues, sin vacilar fui subiendo peldaño a peldaño...
Si queréis conocer el final de esta trepidante aventura, lo podreís hacer leyendo este relato en mi libro "Las Alas del Sueño".

viernes, 23 de abril de 2010

MI SUEÑO HECHO REALIDAD


¿Lo ves mamá, cómo puedo convertirme por unos instantes en la princesa más bella o en la bruja más malvada? Puedo ver el amanecer del día antes de que todos os despertéis, incluso ver el pasado, presente y futuro. Sentir la calidez del otoño, oler a tierra mojada detrás del frágil cristal que separa los sueños de la realidad. ¡Mamá solo necesito un lápiz y un papel!
Aún hoy puedo escuchar tus palabras, preguntándome. ¿Estás escribiendo o soñando?
Escribir se ha convertido en la necesidad de hablaros sin sonido, de conocernos sin vernos, de saber que estáis ahí.
Es un placer compartir con vosotros la satisfacción de contaros mis sueños a través de la escritura, una aficción que me acompañó siempre y a la que sólo debo gratitud y buenos amigos afines a esta "bendita locura"
Mi nombre es Rosi Serrano, pero me bauticé con el pseudónimo de "Lucía" para los amigos, o sea para vosotros , en homenaje a una de las personas que más he querido y que más se alegraría de que mis sueños se vean cumplidos.
Féliz día del libro...Féliz día para todos... Un beso.

jueves, 22 de abril de 2010

LA ÚLTIMA ESTACIÓN


-¡Fíjate en las olas! Nacen en el horizonte y consumen su corta vida en lo que dura su viaje hasta la orilla. Todos pensamos que allí mueren porque oímos sus lamentos, pero en realidad se hacen libres, porque al evaporarse su vida, el viento las lleva de vuelta al horizonte y vuelven a nacer, otro viaje, el mismo destino y así hasta repetir infinitamente el ciclo de la vida. Me gustaría ser ola, nacer, hacer mi viaje y en el momento de morir convertirme en espuma y no permanecer para siempre como agua sin vida dentro de un estanque dónde no pueda salir.
Un fragmento de mi primera novela corta. "La última estación".

miércoles, 21 de abril de 2010

QUIRÓFANO 1


Subes a la segunda planta, te diriges a la sala de pre anestesia, cruzas los quirófanos, y a la izquierda te encuentras con cuidados intensivos. ¡No tienes pérdida! Y si no lo encuentras pregunta a alguien, que encontrarás a mucha gente por allí…
Aún resonaban esas palabras en mis oídos cuando me encontré frente a la puerta de quirófanos. Empujé suavemente la puerta, bien decía prohibido el paso, pero yo ahora era personal sanitario. Lancé cierta mirada sarcástica sonriendo.
-¡Puedo entrar aquí! y entré empujando suavemente la puerta. Me habían dicho que preguntase si no hallaba el lugar, pero preguntar ¿a quien? Allí no se encontraba nadie, también tengo que decir que no creo que operen a mucha gente un sábado a las dos de la madrugada.
-Joer, esto me pasa sólo a mí. Tendría que haber ido por donde siempre, pero mi manía de atajar por los sitios.
Pensé para mi sola estas palabras, me estaba asustando, realmente asustada diría yo cuando vi que daba vueltas y más vueltas y no salía de quirófanos.
Quirófano 1- quirófano 2- quirófano-3 y así hasta ocho, ¡La leche!¿ porqué dicen que hay tantas listas de espera?
A ver, iré por aquí, que parece que este pasillo no lo he paseado aún… Quirófano 1- quirófano 2… pues sí, ya he pasado por aquí.
Nadie, no había nadie para preguntar. Intentaba salir de allí pero daba vueltas y vueltas…
-¡Un momento! pensé. ¿Quién tiene la oportunidad de tener un quirófano un fin de semana a su disposición?
¡Es sensacional! Dictaminé con una amplia sonrisa, y me puse manos a las obras.
Entré en el quirófano 1… miré a mi alrededor y me dirigí hacia el armarito de los desinfectantes, el alcohol es un buen aliado para dar brillo al acero inoxidable, y eso fue lo primero que hice.
Necesitaba un buen espejo… puse una de las bandejas de pie, bueno no me veía de cuerpo entero, pero iría por partes y le saqué brillo con el alcohol.
En otra bandeja, dispuse bisturís, tijeras, portas, agujas e hilo de sutura, cloredixidina, mepivicaina, y todo lo que terminaba en ina… y parecía que podía serme útil.
Me puse frente a la bandeja que me servía de espejo, y dispuse a analizarme.
Estas patas de gallo, que empiezan a aparecer no me gustan nada… y me señale con un rotulador rojo.
Tal vez si me subo los párpados,¿ como se llamaba esa operación? ¡Ah sí! “Blefaroplastia” pues eso, que me ayudará a quitarme 10 años por lo menos.
A ver, sigamos bajando… la nariz… hummm bueno es pequeña, un poco chatilla, pues nada la quiero respingona… sí como Leticia… otra cruz en rojo…
Los labios y pómulos ¿botox o colágeno? Creo que aquí no encontrare nada de eso, bueno tal vez si me inyecto un poco de suero fisiológico, total es para darle un poco más de volumen…
Sigamos bajando… ¿cuello? Hummm puede pasar, creo que todavía no le hace falta un arreglo.
Y llegamos a una zona crucial…¡ las tetas! sí así como suena, a ver ¿Más grandes? ¿Más pequeñas? Creo que no, que están bien así… bueno vale seamos sinceras… las tengo caídas, así que puedo implantarme unos hilos de oro, que van subiendo gradualmente… venga sí, un retoquito…dos cruces en rojo.
Y seguimos bajando… la tripa… nada los ejercicios abdominales, no surten ningún efecto, y ahora tengo la solución… una abdominoplastia, y me pondré esos vaqueros bajos de cintura, y que se me vean las braguitas. Y sigo poniendo cruces…
El culo… me miro una y otra vez, no me parece que ni le falta ni le sobra nada, el subir y bajar tantas escaleras diariamente dan su recompensa.
Las piernas… bueno alguna arañita varicosa, prepararé unas agujas intravenosas y…
-¡Madre, que guapa voy a quedar!… Tengo 48 horas para mi solita, así que manos a la obra.
Experimenté una punzada de satisfacción al comprobar que ya había acabado, suturé los últimos puntos, y me di unos toques con betadine. Estoy agotada, siento que mis parpados se cierran, debe ser los efectos de la anestesia. Y aliviada me acomodé en la camilla, me tapé con una sabana de color verde y cerré los ojos…
-¡Dios mío, que ha ocurrido aquí!
Los gritos aterradores de la mujer encargada de la limpieza, que ha entrado a preparar el quirófano, me despiertan, veo como sale despavorida, gritando.
-¡Socorro! ¡Socorro!
Me incorporo en la camilla, y puedo comprobar cómo varias personas me miran estupefactas, de pronto reconozco en una de ellas a una de mis compañeras.
Y me aferro a su brazo…
-Soy yo ¿ no me reconoces?
De repente se echó a llorar y su rostro se transformó.
-¿Me reconoces, sabes quién soy?
Ella negaba con la cabeza, a lo que yo complacida sonreí. Era justo lo que deseaba… pero en palabras de alguien escuché.
-¡Pero sí parece Chuki!…
-¿Chuki?¡ No, yo no quería eso! Quiero parecerme a Angelina Jolie… Y mis ojos se cierran de nuevo, pensando en el cuadrante e imaginando la próxima noche, hacerme un pequeño arreglito más...

domingo, 18 de abril de 2010

Gloria y yo... y los demás compañeros.


Hace tiempo que se instaló en mi mente la idea de conocer a mi amiga virtual, más por un motivo u otro no llegaba esa ocasión. Las comunicaciones vía Asturias-Madrid, no dejaba de ser simplemente unos 451 kilómetros, todo autovía. El motivo principal de no conocernos, era debido a las múltiples obligaciones familiares y profesionales.
Nuestras inquietudes literarias nos unieron en una página de internet en la cual ambas escribíamos. Después de un año y unos meses, publicábamos nuestro primer libro siendo finalistas en la editorial “Fergutson” una editorial en ciernes y en la cual estamos publicando escritores noveles. No dábamos crédito que nuestros nombres estuviesen unidos a través de páginas en un libro detrás de otro. Hemos sido finalistas en varios certámenes de diferentes estilos, terror, drama, infantil, navideño e histórico.
Mañana mismo empezamos con el certamen de novela corta, un certamen que se caracteriza principalmente porque todos los escritores que participamos somos aficionados en relatos cortos, pero es un reto y nosotras como “Autoras Fergutson” como demás compañeros, no sabemos decir que no a nada, así que 3, 2, 1 ¡Bang!
¡Fiuuuuuuuu! Mañana a las ocho de la mañana ficharemos cada uno de nosotros puntualmente, e iniciaremos un largo y espero que no tortuoso camino… espero que disfrutemos en esta nueva aventura y lo más importante… que lleguemos a nuestro destino.
Bueno yo lo tendré fácil, pues mi novela se llama “La última estación” así que al menos sabré a dónde quiero llegar. Sin embargo Gloria llegará cansada pero siempre tendrá “La pensión de la media estrella” una pensión que heredó de su abuela y con la que espera poder llegar al menos a la categoría de 3 estrellas, contará con la ayuda de su buen amigo “ el arquitecto” para realizar la reforma.
Cuando suene el despertador y, con la mirada vacía, se pedirá un tomate con vodka, cogerá la caja amarilla y el álbum de familia, allí se encontrará con las historias de lobos y corderos, siete razones para tener un idilio en el jardín, huy, huy.
La información siempre es poder decía mi abuela muchas veces, la codicia en la casa Monter, y Blut es un mundo en otra dimensión, con historias del callejón y misterios de Claude, se encontraran en la encrucijada de saber si dulce es la noche, ¿pero sabéis? Nada es lo que parece, los sueños pueden estar dentro de una botella, o en un teatro de barrio, o en la vida y milagros de nuestro ex, pero nadie nos puede negar, que hoy el cielo está blanco y … como decía la canción de la Bella y La Bestia, nuestra belleza huy verdad, está en el interior. (Continuará)

viernes, 16 de abril de 2010

MI AMIGA VIRTUAL

Esta noche conoceré a mi gran amiga Gloria, una amiga virtual que tengo desde hace un año y medio... a la que me une muchos proyectos en común, muchas inquietudes literarias y sin embargo aún no nos hemos conocido personalmente. El lunes escribiré mis impresiones de esta visita, pero para ir abriendo boca voy a poner un relato que escribí hace tiempo, sobre esos amigos virtuales... ¡Gracias!
***
Querido amigo:
Esta noche volví a soñar, no puedo explicarte, es más quisiera yo saber, porque el destino nos cruzó. Ambos estamos al borde de la madurez, la crisis de los 40, esa época monótona, rutinaria del día a día.
En la vida a veces, el camino que tenemos que recorrer es escarpado, peligroso, estrecho y con muchas curvas y nosotros mismos buscamos la forma de que ese camino sea un paseo más agradable.
El idioma no fue inconveniente, las tecnologías están muy avanzadas y tenemos un traductor simultáneo.
No deja de asombrarme, que no se nos acabe nunca la conversación. Qué tengamos una empatía al 100% y sobre todo que nos riamos de las mismas cosas.
Te hablé de mis aficiones, de que me gustaba escribir y me animaste a seguir, te debo todo esto que estoy viviendo ahora mismo.
Expreso cada día mis sentimientos, si estoy alegre mis letras saltan con chispas, pero si estoy triste, mi corazón me dicta palabras suaves que provocan sensaciones dolorosas.
Sentiste alivio cuando supiste que podías confiar en mí, nunca te defraudé como amiga.
-¿Confías en mí? Te pregunté.
-¡Por supuesto que sí! Respondiste rotundo y no hubo más palabras al respecto.
Sin duda alguna me pareces un hombre irresistible, pero medio en broma, medio en serio, hablamos de que ambos teníamos una familia y merecían nuestro respeto.
Sin embargo te soy sincera y anhelo alguna vez estar en tus brazos y bailar la canción “el guardaespaldas” de Witney Houston . Ese baile expresa lo que necesita una mujer… risas y complicidad. Como siempre decimos “soñar es vivir”.
El baile queda interrumpido por la llegada de los niños a casa, más tarde te acabaré este e-mail y te lo enviaré.
¡Hola! De nuevo estoy aquí…
Salgo a la terraza y diviso el mar… ese mar que nos separa… dos mundos diferentes, cuando aquí es de día, allá es de noche. Me gusta contemplar las estrellas, y saber que después las contemplaras tú.
Siento una brisa fresca que acaricia mi rostro, e inconscientemente mi mano se dirige a él. Gracias por el beso de buenas noches, tú me diste alas para volar… este es mi espacio…
Algún día llegará el momento que nos encontremos de frente, nos miraremos en silencio y sonreiremos… porque nuestro propósito lo habremos conseguido.
¡Te quiero! Te quiero mucho… pero no del modo que muchas personas creerían, nadie entendería esta amistad, todavía existen los tópicos de amistad entre hombre y mujer.
Nuestro final escrito está, sería algo asi:
Amistad es sinónimo de Felicidad. Dejaremos que nuestra magia continúe y que no se diluya jamás.
¡Adiós, hasta mañana, estoy aquí, tú estás ahí, y ya no estamos solos!
· * * *
Querida amiga:
Bellas palabras sobre la amistad en tu e-mail… cuando las personas hablan sinceramente, parece que los problemas pierden peso, las preocupaciones parecen desintegrarse, las formas de ser nos cambian la personalidad y nos hacemos como la otra persona desea.
Te encontré en un día frío de invierno y me diste calor con tu compañía. Con el paso de los años estos mensajes me han ayudado a comprender lo que significa comunicarse virtualmente. A menudo me pregunto porque te he contado tantos secretos de mí mismo, es difícil de explicar.
Hicimos una lista con nuestros gustos y caracteres.
Tu eres expresiva, yo soy callado, a mi me gusta dormir, a ti levantarte temprano, a mi me gusta la música tranquila, a ti los grupos de rock, yo soy distraído… y tú… ¡qué más da como eres! Solo sé que juntos anulamos todo lo anterior.
Esta experiencia es una de las más maravillosas que hasta ahora había vivido. Es bueno ser feliz, yo estoy contento … al igual que tú… yo también veo la felicidad.
Eres sensible y sientes mis sentimientos, igual que yo día a día descubro los tuyos. Por aquí soy tal vez como me hubiese gustado ser, pero mi condición social, no me permite esas licencias.
Y sí, tú tienes ese imán para atraer la buena suerte… tienes buena estrella, o mejor aún, tú eres “esa pequeña chispa”, fuente inagotable de anécdotas y ocurrencias. ¡Cuánto me he reído contigo! Y espero hacerlo durante muchos años más. Gracias por estar ahí.
Es tan viva la imaginación, que no es necesario vivirlas de manera directa.
Deja sonar nuestra canción, cierra los ojos y déjate llevar.
Sueña… ¡Sigue soñando!
K. C. ¿Kevin Costner?

miércoles, 14 de abril de 2010

MARTES Y 13



¡Joder, joder… me he levantado con el pie izquierdo! Resoplé mientras intentaba mantenerme en equilibrio sobre este pie, y haciendo hincapié en posar el pie derecho sobre el frío pavimento.
Pongo la radio en funcionamiento, y escucho… “Hoy es martes 13… ya sabéis aquello de ni te cases ni te embarques”. Sonrío, porque el trece es mi número favorito, y aunque aún hay gente incrédula, creo que estamos marcados por la numerología.
Preparo el desayuno, y a lo lejos escucho a mi hija exclamar
-¡Mami, prepárame una tostada con tomate, please!
¡Ay las mamis!… Mecachis, derramo la sal sobre la mesa, y asustada por la premonición me limito a limpiarla, y echarla por detrás… dicen que eso rompe el maleficio.
Mi hija sale de la habitación… y quedo asombrada, de color acido que ha elegido para este día primaveral… sale de amarillo y pienso si la viese en ese momento “Moliere”.
Consulto el reloj, creo que me estoy demorando demasiado. Llegaré tarde al trabajo.
Me dirijo al baño, y entonces ocurre lo inesperado. Al mirarme en el espejo, este se va resquebrajando…
-¡Oh, oh… no es posible!… Dicen que siete años de… ¡Dios mío, no puede ser!….
Salgo rápidamente hacia la calle, tengo que pasar por debajo de una escalera, pero no, por hoy ya ha sido bastante, rodeo a la escalera, y vuelvo a sonreír, pensando que he desafiado al destino, pero…
-Miauuuuuuuu… Un gato negro sale maullando de entre los contenedores de basura… y me quedo mirándole fijamente, a ver si viene hacía mí… o se aleja.
Pero por el contrario lo que diviso cerca de mí, es la matricula del autobús… M 3113TO y ya no veo más, solo oscuridad… hasta que mis ojos se acostumbran a una débil luz que se refleja en mis parpados entreabiertos y cada vez voy viendo con más nitidez lo que hay a mi alrededor…
Diviso, personas de distintas edades, subiendo por una rampa… todos seguimos a una luz… alguien se acerca a mí, y me pregunta.
-¿Y a ti que te ha pasado?
Miro a unos y a otros, intento tocarlos, pero parecen desvanecerse al roce de mis manos, entonces me toco a mi misma… no siento nada, no soy nada… soy etérea, volátil.
¿Pero que me ha pasado? Entonces mi mente recuerda la última imagen de mi vida terrenal, y me veo bajo las ruedas del autobús…
¿Pero no dicen que el número 3113… es capicúa? Entonces decido que desde ese momento y en mi nueva vida fuera de la tierra, desterraré las supersticiones… no sirven para nada, y sólo sirven para crearnos falsas expectativas… ¿Y qué día es hoy? Dejarlo… creo que no es un buen día para morir… de hecho, creo que ningún día es bueno para ello…

lunes, 5 de abril de 2010

Y POR FÍN LLEGÓ


Queridos Amigos:
Hoy no utilizaré la prosa elaborada para contaros noticias nuevas, tengo tantas ganas de escribir, que no he esperado ni un solo segundo en contaros mis primeras impresiones.
Hoy ha sido un día lleno de sensaciones, es tiempo de creer que las cosas van a empezar a mejorar.
Ayer por la noche me reí, cuando escuché a una abuelita desesperada gritando…- Señorita, señorita ¡me he quedado ciega!.
Yo no daba crédito a lo que estaba escuchando y muerta de la risa, le pregunté.
-¿Por qué dices eso Pilar?
-Porque no veo nada, nada…
-Anda Pilar, quítate la almohada de los ojos. Contesté alegremente.
Y entonces recordé aquellas personas que no podían disfrutar de los colores de esta estación del año.
Es la época de los altibajos, de sentirte alegre y triste por momentos.
Hoy me dieron ganas, de salir al campo y hacer volar una cometa de alegres colores… sentí que la libertad me invadía y eché a volar mi imaginación.
Me senté en un prado verde, junto a un río de agua cristalina, las flores silvestres luchaban por salir sobre las hojas muertas del invierno.
A lo lejos divisé unas montañas e hice planes para subir a la cima de alguna de ellas, necesitamos ese cambio… las cosas no van en nuestro país como quisiéramos… pero no podemos echar la vista atrás.
Y en un acto reflejo, eché a correr, entonces se disiparon las sombras, solo vi luz… atrás dejé los rincones sombríos y en lugar de ellos, empezaron a aparecer los rayos de sol, las flores invadieron el verdor de los prados, los gritos de los niños y las risas de los padres, se oyeron a lo lejos y me pregunté ¿qué había sucedido?
Sentada allí, bajo aquel almendro en flor, miré hacia el cielo y sonreí… “había llegado la primavera”. Estoy en la estación ideal para escribir y leer como dijo en su momento Pablo Neruda. “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”.
Extiendo mi mano para coger una diminuta rosa amarilla que me ofrece una niña sonriente… y yo le pregunto ¿es para mí?

jueves, 1 de abril de 2010

NIEBLA Y ABRIL


Tuve la sensación de escuchar unos gemidos, me levanté de la cama y me dirigí a la habitación de los niños, ambos dormían plácidamente.
Me dirigía hacia la habitación de mi padre, cuando escuché de nuevo esos gemidos, provenían de la planta de abajo, bajé la escalera con sumo cuidado y me dirigí hacia la cocina, donde parecía escuchar esos lamentos.
Mi padre esperaba impaciente.
-¡Por fin! Exclamó y añadió.- Estaba esperando que os levantaseis, mira…- me dijo señalando una toalla hecha un ovillo.
-Abrí la toalla y di un paso hacia atrás de la impresión…
-¡No te asustes, es un perrito! Comentó mi padre y continuó diciendo.
-Esta mañana en nuestro paseo diario por la estación, escuchamos estos gemidos y nos hemos encontrado con la desagradable escena de una perra que había muerto en el parto de sus cachorros, solo 3 de ellos han sobrevivido, y este es uno de ellos, era el más chiquitín, bueno chiquitina porque es hembra. Adrian se ha quedado con los otros dos.
No oculté en ningún momento mi extrañeza ante tal ser vivo… era diminuto, no pesaría más de 250 gramos, más pequeño que un gatito.
Empezó a temblar y mi padre calentó agua en una cacerola.
-Vamos hacer como se hacía antiguamente, le colocaremos una botella forrada a su lado, y mientras iba hablando lo preparaba con sumo cuidado.
A veces como en aquella ocasión le admiraba, mi padre es un poco rudo en sentimientos a la hora de demostrarlos, sin embargo tiene un corazón de oro y ese día le afloró una sensibilidad que yo desconocía.
Cuando se levantaron mi marido y los niños, “ella” estaba acurrucada al lado de la botella acolchada.
Mi niño apenas de 5 años, exclamó- Pero si casi no se ve. Y de ahí, elegimos su nombre.
Pudo haberse llamado “sol” por el día radiante en el que había nacido.
“Risas” por lo que hemos podido reír con ella en muchos momentos y aún seguimos haciéndolo.
“Lágrimas” por las que nos ha hecho derramar y las que derramaremos en un futuro.
“Perla” porque es una de nuestras joyas más preciada… y así podríamos seguir buscando un nombre para ella.
Decidimos casi por unanimidad que “Niebla” sería su nombre… apenas se divisaba entre aquel montón de toallas.
Ni qué decir tiene que pasamos por un calvario sacarla adelante, cuando la llevamos a la clínica veterinaria, no supieron decirnos exactamente que raza era, porque era una mezcla de chihuahua y otra raza que no recuerdo, y de ahí vendrían sus problemas.
Notamos que temblaba mucho, y esta raza al ser tan pequeña, se supone que es por miedo, por frio… pero los temblores continuaban, a veces le duraban horas y notamos que sus miembros inferiores se le quedaban paralizados y no podía andar.
Pensaron en parásitos, e iniciamos el tratamiento pero no fue efectivo, a medida que fue creciendo, que hoy tengo que decir que tiene 7 años y es más pequeña que una botella de Coca cola, a base de pruebas, se diagnosticó que sufría de una enfermedad neurológica, tal vez con la muerte de su madre se infectara, a ciencia cierta no se sabe.
Me han hablado alguna vez de sacrificarla, y ahí viene el porqué de esta saga que le dediqué a nuestras mascotas.
Me hallé en la incertidumbre de saber que era lo malo y lo bueno para ella. Es una perrita cariñosa, nadie me ha esperado en la puerta de la habitación, nadie nunca se ha alegrado tanto de verme ¡es mi niña! Yo que siempre había criticado a esas personas que tienen un amor desmesurado hacia los animales, pero en esta vida no se puede decir” de esta agua no beberé”.
Cuando no tiene sus crisis ella corretea alegremente, es más, es la delicia de los niños y los mayores cuando pasea por el parque… pero cuando tiene sus crisis se queda paralizada y no puede dar un paso… le puede durar segundos, minutos… entonces me mira con esos ojitos preciosos y me pregunta con su mirada.
-¿Qué me ocurre?
Y yo me acuerdo siempre de un proverbio que dice así: “Una vez me quejé de que no tenía zapatos… hasta que me encontré una persona que no tenía pies”.
Siempre han dicho que hay dos tipos de personas, los que consideran la vida un privilegio, y los que la ven como un problema.
Los primeros son personas entusiastas, optimistas y los que se crecen ante las adversidades, los segundos son recelosos, vacilantes, pesimistas… y yo me proyecto en los del primer tipo… así que “Niebla” seguirá con nosotros, y yo seré sus pies y su luz si la necesita algún día.
* * *

Hoy 1 de abril de 2010 la historia se repite. Niebla está haciendo compañía a mi padre. Allá en el pueblo los dos son más felices que en la ciudad. Estuve allí hace unos días y nada hacía presagiar lo que ocurriría.
Esta madrugada mi padre se despertó al escuchar unos gemidos y pensó que “Niebla” se encontraba indispuesta. Me llamó por teléfono y yo no daba crédito a lo que estaba escuchando. Su indisposición se llama “Abril” una perrita color canela que aún no ha abierto los ojos a la vida. Creo que es el mejor regalo que la primavera nos ha traído a casa y quería compartirlo con todos vosotros. ¡Gracias!