Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 21 de enero de 2011

ADULTOS O NIÑOS


Hola, buenos días…me llamo Lucía pero no creáis que ha sido fácil la decisión de mi nombre, mi padre se llama Casto, y ya sabéis la costumbre, primer hijo, nombre del padre así que yo iba a ser Casta…Castita para los amigos.

Tengo cuarenta y cua… bueno cuarenta años, dice mi marido que puedo quitarme años, que de esos tengo muchos.

Este monólogo, lo he titulado adultos o niños ¿porque en ellos nos convertimos muchos de nosotros…Mi marido dice que ahora quiere cumplir todos sus sueños…bueno casi todos, ejem.,¡ yo no soy pamela Anderson!…

Uno de sus sueños., era tener una moto, así que un buen día nos acercamos a un concesionario y allí estaba ella, de color rojo, vino tinto rioja, que digo yo que vamos a dar positivo antes de llegar al control de alcoholemia.

Mírala me dijo, es Isabel, y yo pensando que era la señorita que nos iba a vender la moto, la saludé con un hola Isabel… mi marido se partía de risa diciéndome, que no, que no, que Isabel es la moto, ah ¡ El modelo de la moto! que no, que no¿ no la ves? Es como ella, majestuosa, elegante, es como la Preysler…

Pero digo yo, que si compara su moto con la Preysler, también puedo yo compararle con Boyer ¿no? Boyer es economista y mi marido pues va a ser que no… porque el va a la compra y necesita 7 folios para la lista de la compra, o se pone de esos posit. Si, esos papelitos amarillos, por todos lados, que más bien parece una maleta de esas que antes recorrían medio mundo….pero el caso es que pone interés. .. me dijo un día hoy te voy hacer merluza a la marinera, y me trajo del súper, cebollitas, pimientos, tomatitos…y le pregunto, oye y¿ la merluza? Joder, ya sabía yo que se me olvidaba algo.

Pero ¡aleluya! un día ya no le hizo falta los 7 folios, pero era un continuo ir y venir al súper, y una que no es tonta ni se chupa el dedo, me fui a dar una vuelta al súper, y claro lo entendí perfectamente... porque ahora no llevaba lista de la compra, había cajera nueva y ¡vaya cajera! Así que ahora ya pueden respirar tranquilos los árboles, porque mi marido no necesitará nunca más siete folios, sino siete pares de zapatillas….

Otro día me llamó al telefonillo para que bajase a la calle y sorpresa, había cumplido otro de sus sueños, allí frente a mi, estaba un cochazo impresionante, vamos un Audi 6, azul, azul noche, con asientos de color vainilla, huy, sin poderlo evitar y saltando de alegría, le pregunto ¿me dejas dar una vuelta?

Mujer, que cosas tienes… una no, todas las que quieras, pero alrededor….

Yo creo que tantas veces me había negado que cogiese su coche… su moto… que un buen día, me dijo, venga vamos a dar una vuelta en moto, tu conduces…

Bueno ni que decir tiene que en menos de 50 metros, nos pegamos un castañazo, joer, ¡vaya castañazo! levantándose muy enfadado, empezó a gritarme.

-La flecha, la flecha¿ es que no has visto la flecha?

Huy, huy, y nosotras que no nos callamos ni debajo del agua, le contesto, pues no, no he visto la flecha, y tú ¿has visto al indio que nos la ha tirado?

Menos mal que sus enfados le duran poco, y a la mañana siguiente estábamos en cuatro vientos, otra de sus pasiones, es volar, así que nos fuimos para allá…

Una hora…300 euros uf un poco caro ¿no? -le digo al piloto, y media hora -¿señora usted aprobó matemáticas?- Bueno vale no tiene que ser tan susceptible ¡hombre!

Pero me mira, y dice, mire vamos hacer un trato, si usted me promete que no gritará durante el viaje, se lo dejo gratis…

¡Gratis! Palabra mágica para nosotras, bueno hay otra en nuestro vocabulario ¡compras! Esa también nos gusta….pero hay otra que nos gusta más, ¡compras gratis!

Así que arriba, vamos a ¡volar¡ ¿pero bueno, que le pasa a este piloto? está loco, pirueta para arriba, pirueta para abajo, caídas en picado…. Cuando el piloto muy enfadado aterriza, me pregunta.- Señora que pasa¿ porque no ha gritado?

No, si yo si quería gritar cuando se ha caído mi marido…pero entonces me cobraría el viaje ¿no? Y la verdad es que pasé mi infancia en Barcelona y algo se me pegó de aquello de la pela es la pela…

Y viajar que me decís de viajar, eso es otro sueño, pero claro para ello se necesita mucho dinero, y aprender idiomas, que no se puede ir así como vamos nosotros por esos mundos…

Mi marido llegó a casa…y asustado me pregunta, pero esto que es ¿vas a abandonarme?

Dice esto señalando las cientos de maletas que tengo en el hall de casa, no hombre que ¡nos vamos de vacaciones!.

Pero si parece que llevamos la casa a cuestas ¿claro, ellos no la llevan, nunca hacen las maletas, pero es la verdad nosotras somos muy prevenidas, porque el año pasado por ejemplo, estuvimos en Peñíscola y mi marido se levanta un día con diarrea, y me dice mami, vete a la farmacia y me traes algo, claro yo llego allí y le digo que me de una caja de fortasec, y todo resuelto, pero imaginaros por un momento que eso le pasa en China…a ver como yo hago para que me entiendan los chinos…¿me bajo el pantalón? ¿tiro de la cadena? Que tendría qué hacer¿ para que me entendiesen ?

Porque a lo mejor me ocurre eso en Francia, y cuando intento salir de la farmacia enfadada porque no me han entendido, digo aquello, de a merdé, a merdé, y oye con un poquito de suerte me dan una caja de fortasec…

Todo esto, yo me imagino que es debido a que se acerca a la crisis de los 50 porque bueno, nosotras también tenemos nuestras crisis, por ejemplo, ¿sabéis que significa la crisis del nido vacío? Estoy casada y tengo dos hijos y cuando les dije que venía a este concurso, mirad esas 3 sillas vacías…¡son las suyas! Eso significa, síndrome del nido vacío.

Todo esto conlleva que nosotras las mujeres, creemos nuestros propios vicios, schissssssssss ahora que no nos escucha nadie… yo sólo tengo un vicio… ¡chatear!

La verdad, no entiendo a los políticos cuando dicen aquello de que hay crisis…porque tú te metes en el mundo del chateo y ¡oye! Que todos son arquitectos, médicos o abogados, todavía no me he encontrado con un simple albañil, que será todo lo simple que quieras, pero yo llevo 3 meses buscando uno para reformar mi casa y, no lo encuentro.

Un día hasta pillé un cirujano que me decía “no, estoy aquí, pasando el tiempo entre operación y operación” Si Esperanza Aguirre estuviera chateando con el, le diría, pues deja de chatear y mete un trasplante de riñón, que así no hay quien cumpla la promesa electoral, de acabar con las listas de espera.

¿Y los coches? Que me decís de los coches que tienen, audis, mercedes, bmw…hay mas coches de lujo ahí, que en los propios concesionarios.

Un día me entró uno que me dice “yo tengo un audi 8” ¡caramba! Un 8, como el mío, ocho letras que me quedan a mí para pagar mi corsa.

¿Y mentir? Todo el mundo miente, hablas con una persona tres horas, le cuentas toda tu vida, si estas casada, si tienes niños, tu trabajo, tus medidas y tu dni no se lo has dado porque no te lo ha pedido y a la hora de despedirse, te dice “oye, una cosa, no me llamo Jorge, soy Manolo” ah! Bueno, no te preocupes, que yo no soy Claudia, sino Dolores”

Así que tened cuidado con los nick, eso de recién duchadito…es que no ha pisado la ducha durante seis meses, golondrina hummmm nombre de pájara, esa quiere volar de su nido ¡cuidadito! Que bajo los nombres de Anémona, flor de Lis, se esconden mis vecinas del quinto, la Paqui y la Conchi o mi compi de trabajo que se puso niebla, digo yo que se pondría ese nick para hacerse ilusión de que no se ve…y uff vaya si se ve…

Así que en cuanto me enteré que en este concurso regalaban un portátil… me dije voy a por él…así que chicos ya sabéis si me votáis…tal vez os ponga cinco minutos de cam…

miércoles, 12 de enero de 2011

LA BAILARINA


La Bailarina

Como cada noche, peinó sus cabellos dorados suavemente. Maquilló sutilmente sus ojos azules y un ligero brillo hizo resaltar sus carnosos labios.

Se ciñó el traje ajustado a su cuerpo, dejando al descubierto un pequeño escote. Calzó sus zapatillas de baile, atándose los cordones blancos a sus tobillos.

Y como cada noche, cientos de personas aclamaron su salida al escenario. Sus manos nacaradas acariciaban el aire. Se mecía suavemente y encima del tablado dibujaba filigranas con su cuerpo, recorría en puntillas, ágilmente, serena a veces, otras en cambio altiva que en vez de usar pies, usara alas.

Los cambios de luces con mil colores se reflejan en su precioso vestido, ahora blanco, ahora rosa, ahora plata… y sigue bailando, toda ella trasmite sensibilidad, elasticidad y sigue abrazando su cuerpo ahora en espiral, y quiere acariciar las estrellas del cielo con la punta de sus dedos.

Todos caen rendidos a sus pies…aplausos al unísono de voces, gritando “Bravo, bravo”. Ella es arte y lo sabe, sonríe tímidamente oteando el horizonte, intentando ver un rostro conocido, pero cada noche él público es distinto.

-¡Ivanka, sal de nuevo al escenario… el público te aclama! Sus compañeros de profesión la alientan a salir de nuevo.

Se cierra el telón, aún puede escuchar el sonido de los aplausos cuando se aleja de allí.

Aparta de su lado la tristeza y como cada noche al acabar su función, se refugia en el silencio y escribe una carta a la niña que le espera al otro lado del océano.

Mí querida niña: Mamá de nuevo esta noche se ha convertido en un ángel, he volado muy alto, pero no tan alto como quisiera y poder llegar hasta a ti.

A veces imagino que te tengo en mis brazos mientras bailo, y te arrullo cantando una nana, como cuando eras un bebé. Es un sabor amargo, el saber de la distancia que nos separa, pero el baile es tu suplente, por ello puedo enviarte dinero a ti y a la abuela que te cuida con tanto mimo como yo lo haría.

Mañana haré lo mismo que hoy, y pasado mañana, y así borraremos los días que nos quedan para de nuevo estar juntas.

Sal al parque, mira los pájaros, admíralos tanto como puedas, porque ellos te pondrán alas y volarás alto muy alto… y tal vez en un futuro no muy lejano, nuestros abrazos sean una realidad.

Con gesto contraído, sin lamentos y una sonrisa entreabierta en sus labios, cierra el sobre y con esperanza, lo reposa suavemente sobre la mesa, para que al día siguiente pueda echarla al correo, y dulcemente se refugia en sus sueños.

* * *

Las campanadas del reloj suenan acompasadas, alterando el silencio de la noche. El fuerte dolor en la rodilla de Ivanka, ha hecho que esta despierte sobresaltada, sus manos ahora encallecidas por el duro trabajo, han acariciado de nuevo la cicatriz que parece querer estallar, y el reflejo de sus pupilas se posa en su rodilla.

-¡Parece que mañana va a llover! – Dice en un susurro que sólo ella escucha. Atrás quedaron sus sueños, una caída al volar, un suspiro, un lamento y un eterno callar.

Ya no es arte, ya no es ave, y con orgullo vencido se despide de sus aplausos, todos despiden a esa carita de Ángel. Cae el telón en la noche y la almohada se empapa con la amargura de las lágrimas. Se abren las puertas del teatro del alba y el sol anuncia el inicio de una nueva función.

martes, 11 de enero de 2011

EL HADA DE LAS 11 y 11


Cuando uno empieza a contarle su vida a desconocidos, lo que procede es empezar diciendo: “permítanme que me presente...”

Soy el hada número 11. Nadie ha cursado invitaciones para mi presentación en sociedad, pero aquí estoy, como en un gran teatro esperando a que se abra el gran telón de terciopelo rojo.

Como en toda función él en este caso la protagonista ha de vestirse para la ocasión y aquí me hallo frente a Uds. con mis mejores galas.

Necesito de ayudantes que garanticen mi éxito en el estreno, y es ahí donde tienen Uds. amigos lectores un papel secundario, el seguir mis aventuras y desventuras de este año que acaba de empezar.

Número 11. Número impar, espiritual. El número del maestro, pero un maestro en la sombra, la persona que vive para enseñar a los demás. El psíquico, el intuitivo.

El 11 como destino, suelo sentirme desarraigada, como si no perteneciese a este mundo, pero sé que con su ayuda conseguiré ser una mínima porción de ustedes.

Se preguntaran para que he nacido hoy. La respuesta es muy sencilla. Acabamos de estrenar un año nuevo, el 2011, mí año y me han encomendado una misión.

Mi misión será el de transportar aquí los nuevos propósitos logrados de este año, dejaremos las miserias, la crisis, las tristezas y soledades atrás y solo miraremos hacia adelante con ilusión. Este año solo lloverán besos y palabras cariñosas.

¿Qué significa las 11 y 11? Esta es la pregunta que me han formulado más veces… he aquí la mejor respuesta con la que he topado y se lo ofrezco a todos Uds.

“Muchos de nosotros asociamos 11:11 a una especie de código/alarma cada vez que lo vemos en nuestros relojes digitales. También puede ser visto como una llave para abrir nuestra mente subconsciente, nuestras memorias y conexiones hacia aquello que somos en espíritu teniendo una experiencia física y no seres físicos teniendo una experiencia espiritual...

11:11 representa también los pilares o columnas de las puertas dimensionales que todos en este planeta vamos a ver, simultáneamente al finalizar este “ciclo en el tiempo”; con esto nos vamos despertando a una vivencia en la cual la realidad no vuelve a ser la misma de antes; significando que estamos preparados para sacarnos de encima (por así decir) las emociones, el drama y la ilusión de la 3D.

Una vez que nos movemos a frecuencia más altas, empezamos a crear, nos damos cuenta de las sincronicidades, supuestas coincidencias que nuestra alma crea para ayudarnos a recordar y disparar nuestra conciencia recordándonos que nosotros creamos cada una de las experiencias de vida.

El 11:11 puede disparar otros patrones numéricos con códigos personales dentro de cada uno. El 11:11 es generalmente el primer patrón de números que vemos y la puerta abierta a un estado de conciencia mayor. Cuando empezamos a ver 11:11 es que nuestra alma nos está diciendo que nuestra jornada espiritual está comenzando o ha comenzado, todo depende de lo ocupados que estemos o de la atención que le prestemos”.

“Por muchos años, los números 11:11 han aparecido de manera misteriosa a personas por todo el mundo. En los relojes digitales, la aparición del 11:11 suele ocurrir durante las horas de conciencia incrementada, teniendo un efecto muy poderoso sobre las personas involucradas. Esto causa la reactivación de nuestra memoria. Ocurre un movimiento interior, una pista de remembranza de cosas olvidadas hace mucho. La aparición del 11:11 es también una poderosa confirmación que estamos en el camino correcto, alineados con nuestra más alta Verdad. A través de los años, he encontrado personalmente miles de personas en todo el mundo que han experimentados repetidas visualizaciones del 11:11. Todos quieren saber lo que les está pasando y porqué. ¿Qué significa el 11:11?

11:11 es un disparador precodificado y colocado en nuestra memoria antes de nuestro descenso en la materia que, en cuanto se activa, significa que se acerca nuestro momento de finalización. Esto se refiere a la finalización de la dualidad. Cuando el 11:11 aparece ante ti, es tu llamada a despertar. Un canal se abre directamente entre tú y lo Invisible. Cuando sucede, es hora de reflexionar por un momento en lo que estás haciendo y ver más allá. Se anuncia una transferencia. Puedes entrar a la Realidad Superior si quieres, rezar o meditar y sembrar tu futuro y, puedes ser sembrado [guiado] por el Invisible. Puedes pedir ayuda en algún área específica de tu vida o simplemente escuchar en silencio y recibir una revelación. La aparición del 11:11 es siempre un acto benéfico de la Intervención Divina que te dice que es tiempo para ver detenidamente a tu alrededor y ver lo que está realmente sucediendo. Es hora de rasgar el velo de la ilusión que nos tiene atados a un mundo irreal. Tú has sido escogido, porque estás preparado para entrar a la Realidad Superior. Para guiar a otros en el camino hacia una nueva manera de vida [¿Nueva Conciencia?], hacia un Amor Superior. Para ascender de la dualidad a la Unidad.

El 11:11 es el puente entre vitalidad y unidad. Es nuestro sendero hacia lo desconocido positivo y más allá.

Es el pasaje del 11:11

Esto puede ser percibido como una grieta entre dos mundos. Algunos de ustedes han reconocido este símbolo como algo de importancia y sin embargo no conocen su significado verdadero. Con la llegada de los relojes digitales hace muchos años, el significado del 11:11 se manifestó, apareciendo en el reloj en momentos de mayor lucidez. Todos aquellos que han sabido que el 11:11 es algo especial, necesitan tomar un paso hacia delante en posición de liderazgo. Porque ustedes son parte importante de la clave”.

Yo por lo pronto he rellenado hoy un boleto de la primitiva por si acaso es mí día hoy.

Mañana ya os escribo desde el Caribe.

lunes, 10 de enero de 2011

¿MOTIVACIÓN O FRUSTRACIÓN?


¿Motivación o frustración?

Acabamos de empezar el año… y quién de nosotros/as no ha hecho su lista de propósitos para el año que acabamos de estrenar.

En el primer día que salgo de casa después de estas fiestas navideñas, escucho las mismas conversaciones.

Mañana me apunto al gimnasio…

-Pero el año pasado también te apuntaste ¿no?

-Sí hija sí y pagué todo el año por adelantado.

-¿Y cuantos meses fuiste? porque que yo recuerde…

-Un mes y medio. Para matarme… sí… por eso este año solo pagaré la matricula y mes por mes. Nada de por adelantado.

Me doy la vuelta y llega hasta mis oídos un fragmento de otra conversación

-Esto no es libertá ni na… no se pue fumar ahora…

-Bueno quiyo… esto no pue durar mucho, yo pa mí… es pa no hablar de la crisis… acuérdate el año pasao, que fue lo de la gripe esa…

-Ah pos yo creo que por eso lo han prohibio, que como quedó tantas vacunas en el almacen, tienen que gastarlas.

-¿Tú crees quiyo?

-A ver por que si no… dicen que es para proteger nuestra salud y nos ponen en las puertas de los bares a menos tantos grados… na que nos quieren matar…

-Clao… que así también se ahorran pensiones de la seguridad sosial

-Ay quillo, que esto se pone feo y vamos a tener que imigran…

-¿pero aonde quillo? Si en Fransia no nos quieren ya…

-Bueno, oye cambiando de conversasion… que anoche ganó el madriz…

-Sí, sí…

Me alejo de allí pensando en cómo está el mundo… y de los propósitos que yo apuntaría en mi cuaderno…

-Seguir trabajando… que ahora mismo es un premio el tener trabajo.

-Intentar ser mejor persona (porque lo más allegados dicen que un poco bruja si soy)

Y bueno si soy sincera, yo tambien he cogido unos kilitos con las comidas navideñas a mí también me hace falta un poco de deporte y menos sentarme frente al ordenador, así que amigos míos hasta la próxima entrada.


sábado, 8 de enero de 2011

AL OTRO LADO DE LOS SUEÑOS


Por las ranura que deja paso a la imaginación se puede contemplar esta fantastico torre de libros desde dentro. Una imagen vale más que mil palabras, por eso os he querido mostrar estas dos fotografías. Compis, algún día uno de nosotros estaremos ahí. Hasta entonces sigamos soñando despiertos.